Las 5 razones por las que leer nos hace más inteligentes, y 10 técnicas fáciles para empezar. Por Daniel Colombo

1.3k Visualizaciones

 

Leer libros es una de las mejores maneras de desarrollar la inteligencia y ampliar el pensamiento. De hecho, las investigaciones han demostrado que la lectura puede aumentar significativamente nuestro coeficiente intelectual e incluso tener un impacto positivo en nuestra memoria a medida que envejecemos. Entonces, cuanto más leas, más inteligente serás.

La lectura es también una forma estupenda de relajarse después de un largo día de trabajo o de estudios. Es un pasatiempo fantástico para cualquiera que quiera aumentar sus conocimientos sobre el mundo que le rodea y ampliar su mente. Esto se logra no sólo con libros técnicos o específicos, sino incluso leyendo ficción y novelas.

Tanto si tienes avidez por la lectura como si eres alguien a quien le cuesta terminar un libro, aprender más puede ayudarte en casi cualquier campo. 

Hay gente que prefiere los libros en papel, con su ceremonia, magia y ritual; y otras personas han incorporado o combinado la lectura digital y los audio libros. Como sea que quieras hacerlo, busca lo que funcione para ti. Lo que sí te sugiero es que no dejes de leer.

También puede interesarte | Reinvéntate: El coeficiente de adaptabilidad es más importante que tu inteligencia.

En este #podcast en Spotify  sobre qué es el stretching mental y cuales son las claves para flexibilizarte e incorporar nuevos hábitos, por ejemplo, leer. Suscríbete y también puedes encontrarlos en iTunes, Google Podcast, Wetoker.com y TN.

 

 

Recuerda que en Amazon encontrarás todos mis libros en papel y como #ebook. Te sugiero especialmente "Organiza Tu Tiempo".  También lo consigues en papel en Mercado Libre

 

 

De mi canal de YouTube seleccioné este #video sobre cómo tener más inteligencia emocional. SUSCRÍBETE y Activa la Campana (🔔) así te notificamos de los estrenos cada semana.

  • 5 razones probadas por la ciencia

Aquí tienes 5 razones por las que la lectura nos hace más inteligentes y cómo puedes empezar a hacerlo con regularidad desde hoy mismo:

[1] Leer aumenta tu Coeficiente intelectual 

El coeficiente intelectual se utiliza para medir la capacidad mental de una persona. En general, cuanto más alto sea el cociente intelectual, mayor será la capacidad mental. 

Es por esto que se ha demostrado que la lectura tiene un impacto tan positivo en la inteligencia a lo largo del tiempo. Si bien es posible que la lectura no mejore directamente la puntuación de tu coeficiente, sí tiene un impacto positivo en la capacidad mental. Por lo tanto, las personas que leen con regularidad tienen más probabilidades de tener un coeficiente intelectual más alto que las que no leen. 

¿Y para qué te sirve? Básicamente porque la mente se ve más estimulada activando una función cerebral llamada neuroplasticidad, permitiendo incorporar nuevos conocimientos e ideas de una gran variedad de campos. Te sugiero que leas temáticas diversas, así puedes desarrollarla aún más.

[2] Mejora la memoria

La lectura es ideal para construir y fortalecer tu memoria porque tienes que procesar activamente la información que estás asimilando. 

Si hojeas las palabras o utilizas un dispositivo para leer (como un lector electrónico de e-books), no estás desarrollando las mismas habilidades que con la lectura de un libro de papel. 

📘 Lo que se sabe actualmente es que cuando lees un libro de papel, eres capaz de procesar mejor la información porque tienes que comprometerte activamente con el texto. Incluso influye el uso del tacto, del aroma del libro, el deslizar las páginas y cierto compromiso tácito entre tú y quien lo ha escrito. 

Al leer en papel se ha comprobado que, por el momento, es más probable que recuerdes detalles e información, lo que puede ser muy útil, por ejemplo, a la hora de estudiar para los exámenes o profundizar en un tema que te despierta curiosidad.

Y si prefieres un libro de ficción, también es más probable que te transportes a la historia. Esto puede ayudarte a relajarte del estrés y a sentirte metido en ese otro mundo mientras lees.

[3] Mejora del vocabulario

Si eres de las personas que creen tener pocos recursos lingüísticos al expresarse, el leer con regularidad puede ayudarle a ampliar tu vocabulario, algo fundamental para todas las áreas de acción, desde los negocios hasta la ciencia. 

De hecho, las investigaciones han demostrado que aumentar tu vocabulario y saber expresar adecuadamente tus ideas y argumentos puede ayudarte a conseguir puestos de nivel inicial que pagan hasta un 12% más que los puestos con escalas salariales más bajas. 

Entonces, leer con regularidad es una de las mejores maneras de mejorar tu vocabulario. Esto se debe a que te relacionas activamente con las palabras del texto, lo cual es una forma más eficaz de aprender nuevas palabras que hojear un diccionario. Además, si el material es de calidad, evitas la deformación del lenguaje coloquial o callejero, que abunda en nuestros entornos.

A medida que vayas leyendo, es probable que encuentres palabras que no conozcas. En lugar de pasarlas por alto, te invito a buscar su significado y la etimología (su origen) para tener más riqueza expresiva y entender mejor el contexto de lo que estás leyendo.

[4] Flexibilidad cognitiva

La flexibilidad cognitiva es la capacidad de cambiar entre diferentes perspectivas; por ejemplo, saber observar un problema desde múltiples ángulos. También incluye tu capacidad para cambiar entre diferentes tareas, independientemente del tipo de trabajo que realices. 

Una flexibilidad cognitiva bien desarrollada es esencial para la mayoría de los trabajos actuales, y la lectura con regularidad es una de las mejores formas de desarrollarla.  

Esto sucederá porque tendrás que girar de perspectiva y procesar activamente la información que recibas. También, porque lograrás más agilidad para alternar las visiones que vas construyendo en tu mente mientras lees, además de ser una fuente de inspiración para encontrar motivación, resolver problemas, aprender y fijar nuevos conocimientos que podrás llevar a la práctica diaria. 

[5] Mejora de las habilidades de escritura

La lectura y la escritura tienen mucho en común porque ambas utilizan el pensamiento crítico y las habilidades lingüísticas. De esta forma mejorarás tu forma de expresión escrita, algo indispensable para cualquier aplicación práctica, desde enviar un mensaje de texto hasta redactar un informe y un correo electrónico con precisión y menos distorsión en lo que quieres comunicar.

  • Cómo incorporar el hábito de la lectura 

Aquí tienes 10 consejos para que empieces a leer con más frecuencia, y te aseguro que, una vez que le encuentres el gusto, no podrás parar de hacerlo:

  1. Primer paso: Para iniciarte en el hábito de leer, define tus áreas de interés, empezando por materiales afines a tu preferencia.
  2. No te compares con quienes leen mucho: todos empezamos leyendo apenas una página por día, y no eres menos “inteligente” desde la perspectiva social si no vas al mismo ritmo de otra gente.
  3. Comienza paso a paso: una o dos páginas en algún momento del día, por ejemplo, antes de dormir o en el transporte público, bastarán para incorporar el hábito progresivamente.
  4. Despierta tu curiosidad: indaga lo que no conoces, compáralo con otras experiencias que hayas tenido y genera la conexión de tus neuronas para facilitar el proceso de aprendizaje.
  5. Crea un entorno agradable y que, para ti, facilite la lectura. A algunas personas les encanta leer con música de fondo; a otras, en silencio. Como sea, desarrolla tu propio ritual.
  6. Indaga en géneros y autores que no conoces. 
  7. Ve de menor a mayor complejidad en los textos. Aún en la lectura para adultos hay distintos niveles, y te sugiero que empieces con libros de lectura ágil, que llamen tu atención, para subir de nivel progresivamente.
  8. No te limites a cierta cantidad de páginas al mes: mucha gente se pone el objetivo de leer un libro entero cada mes, y luego se frustran si no lo consiguen. Hazlo a tu ritmo, y cuando vas terminando el primer ejemplar, ya buscas el siguiente.
  9. Entrena la destreza de la lectura con otro tipo de materiales. Por ejemplo, un artículo on-line o una investigación que te interesa, son formas de incorporar también el hábito. No siempre tiene que ser un libro. También cuentas con el recurso de los audio libros.
  10. Escribe y resalta lo que vas leyendo, y resúmelo en pocas palabras. Esta técnica es sumamente útil para fijar lo que vas leyendo. Tal vez al comienzo lo sientas forzado, o pienses que no tienes el nivel de retención de memoria que te gustaría: en este caso, recuerda que el cerebro es como un músculo que necesitamos ejercitar para que adquiera la habilidad de leer sin esfuerzo, y que fijes los conceptos.

Entonces, la decisión es tuya. Si quieres aumentar tu coeficiente intelectual, ampliar tus conocimientos y mejorar tu memoria y tu vocabulario, la lectura es una forma excelente de hacerlo. Sólo se trata de que empieces a leer con más regularidad para experimentar estos beneficios por ti mismo.

Si necesitas que te acompañe en desarrollar tu potencial, comunicación e Inteligencia Emocional para liderar, tanto en ti en tu rol ejecutivo y en tus equipos, escríbeme aquí. Trabajo con alta gerencia, ejecutivos, profesionales y teams de todos los niveles.

Daniel Colombo

Facilitador y Máster Coach Ejecutivo especializado en alta gerencia, profesionales y equipos; mentor y comunicador profesional; conferencista internacional; autor de 32 libros LinkedIn Top Voice América Latina. Coach profesional certificado por ICF en su máximo nivel, Coach certificado y Miembro de John Maxwell Team.

www.danielcolombo.com

Linkedin.com/in/danielcolombo

Instagram: daniel.colombo

YouTube.com/DanielColomboComunidad

www.facebook.com/DanielColomboComunidad

Twitter @danielcolombopr

Podcast en Spotify y en Wetoker, iTunes, TN y Google Podcast.

Mis libros en Amazon

🎤 Para contratar a Daniel como Speaker click aquí 

También te puede interesar