Deportistas de alto rendimiento: el valor del entrenamiento mental, por Daniel Colombo

2.4k Visualizaciones

 

El entrenamiento es esencial en cualquier disciplina, aunque en el deporte es condición indispensable para mejorar su desempeño. También lo es en personas de alto rendimiento en cualquier campo.

Dentro de la formación de deportistas de alto rendimiento, está la tarea del coach profesional, quien apoya la labor de la persona y su equipo en alcanzar los objetivos. Por lo general, forma parte de un team de soporte para la persona en competición.

En mi experiencia como coach de personalidades con altos logros en este ámbito, el aspecto del entrenamiento en la fortaleza mental e interna contribuye de forma decisiva.

Se trata de aplicar una metodología específica, que en mi caso diseño a medida de cada persona, para activar ciertos aspectos internos que le permitan:

. Tener mayor confianza.

. Diseñar sus metas.

. Apoyar su entrenamiento en las fortalezas.

. Atravesar miedos e inseguridades.

. Reducir la ansiedad.

. Relacionar experiencias en forma positiva (resignificación consciente).

. Contribuir a que el deportista diseñe su futuro utilizando todo su potencial interior.

Artículo relacionado: 3 consejos para recordar antes de rendirte cuando fracasas

En este artículo presento algunas estrategias de coaching enfocado en el entrenamiento mental de deportistas de alto rendimiento; como se verá, pueden aplicarse estas herramientas para otras profesiones de alto rendimiento, y a equipos completos.

  • Anticipar el escenario deseado

Los seres humanos contamos con la maravillosa herramienta de la imaginación. Este es un proceso cognitivo básico donde se puede gestionar la información que se procesa en el cerebro.

Las emociones, sensaciones, la forma en la que se imagina y la creación mental de escenarios potenciales, son algunas de las destrezas que se pueden desarrollar mejor.

Muchas personas fantasean acerca de su futuro y sus vidas; como lo hacen intuitivamente en la mayoría de los casos lo crean en forma negativa. Es decir, se dejan invadir por sentimientos de inseguridad, desazón y hasta agoreros sobre su propio desempeño en una realidad que -como está en el futuro- aún no sucedió.

Utilizando a favor esta herramienta, la imaginación creativa, también llamada visualización positiva, permite a los deportistas y a cualquier persona de alto desempeño clarificar, potenciar, encauzar, ordenar, seleccionar, establecer estrategias, modalidades y sub-modalidades acerca de cómo quiere que se desenvuelva ese escenario incierto de futuro (por ejemplo, un resultado).

Artículo relacionado: El cambio y la transformación son cosas distintas

  • Activación del centro de recompensa

Esta zona del cerebro permite darle sentido de logro a lo que hace una persona. Al conectar estos circuitos neuronales habitualmente, se desarrolla la destreza de pensar en ese sentido en forma predominante.

¿Esto significa vivir ilusionados en algo meramente optimista? No. Lo que se logra es establecer un trecho, atajo o camino alternativo a cualquier situación que se presente, y salir lo más airosamente posible de ella. Lejos de evitar la realidad -que, sabemos, se impone por su contundencia en muchos casos-, se logra encontrar el sentido de aprendizaje aún en la derrota y el fracaso.

Este recurso específico permite reactivar patrones preexistentes a nivel neuronal con distintas herramientas de auto conocimiento y práctica continuada, para lograr fortalecerlos y que se manifiesten frecuentemente con reacciones que contribuyan con el objetivo que se tiene como deportista, incluyendo las habilidades a capitalizar mejor, el proceso médico que puede tener una lesión, o la tristeza de un resultado adverso.

Artículo relacionado: Qué es el exitismo y cómo funciona

  • Mayor fortaleza interna

Dentro del comportamiento humano las personas que obtienen mayor cantidad de logros en cualquier ámbito de competencia son aquellas con una mente fuerte, poderosa, abierta y optimista. Sin esas cuatro condiciones podría decirse que las personas estarían destinadas a fracasar o a tener una vida por lo menos mediocre respecto a un potencial que no se han animado a explorar.

La fortaleza interna nace en la mente, crece en la práctica y se asienta en el aprendizaje continuo, más allá del resultado que se obtenga.

  • Aumentar la seguridad y disminuir la ansiedad

Otra estrategia de trabajo busca aumentar la seguridad y la auto confianza. Por más encumbrada que sea la persona, pueden aparecer aspectos internos que lo limiten.

En este caso, se nivelan paulatinamente la confianza y el creer en uno mismo; a la vez que se transfiere la energía aplicada a las debilidades, para darles vuelta, cambiando ese polo que puede limitar a la persona.

Al hacerlo, disminuye también la ansiedad, y aparecen otros beneficios del entrenamiento mental, sumamente necesarios para las personas de alto rendimiento:

. Se vuelven más creativos.

. Dan un paso más e innovan.

. Activan los procesos motores (que definen las destrezas técnico-deportivas, en el marco de este artículo).

. Previene y contiene el desgaste psíquico; esto contribuye en forma decisiva a controlar el desgaste físico innecesario.

. Ayuda a atravesar la monotonía o períodos meseta.

. Proporciona herramientas para manejar el estrés y las presiones. 

Daniel Colombo

Master Coach especializado en CEOs, alta gerencia, profesionales y equipos de trabajo; comunicador profesional; conferencista internacional; autor de 21 libros.

www.danielcolombo.com

www.facebook.com/DanielColomboComunidad

Twitter @danielcolombopr

Instagram: daniel.colombo

YouTube.com http://www.youtube.com/c/DanielColomboComunidad

Linkedin: https://ar.linkedin.com/in/danielcolombo

También te puede interesar